Armas de Guerra roble,
mencía y nada más


www.diariodeleon.es
«Simple y sencillamente Mencía. Nada más»... Y nada menos. Pablo Franco, gerente de Vinos del Bierzo, hace esa precisa y cabal definición del tinto roble sobre el que gravita la serie que ha dado un vuelco histórico a la actividad enológica en la ‘catedral’ del vino berciano

RAFAEL BLANCO

Debemos buscar vinos simples, que no sencillos. O al revés. Vinos muy directos, muy frescos, que no saturen ni empalaguen en la boca. La barrica nunca tiene que estorbar. Sólo debe ser el sustento del vino y no crear confusión sobre la variedad. Frescura, franqueza y viveza. La Mencía es eso y no necesita nada más para dar un gran vino». La nueva enología de Vinos del Bierzo, o más sencillamente la cooperativa de Cacabelos, se mueve bajo esos parámetros y el impulso fervoroso de la nueva dirección técnica, administrativa y comercial.

Armas de Guerra, el sello que rescata la memoria, el orgullo y la marca de quien nunca estuvo ausente, supone la declaración de inquietudes y voluntades que marca el principio de la revolución interior más importante desde que en 1964 se fundase la sociedad ahora llamada a convertirse en compañía de bebidas, con el vino como base. Y en ese contexto, el tinto roble es quizá la mejor expresión de ese nuevo ideario. Este cuatro meses de vendimia seleccionada nace de viejos viñedos de parajes de Arganza

—La Calabaza, Eirixola, El Castro...— , una zona fresca, de maduración temprana, que se vendimia en la primera semana de campaña. «Es —recrea Franco Sarria— un escenario rodeado de pinares, de suelos con mucha piedra, incluso pizarrosos, que producen vinos sutiles y redondos que transmiten una gran sensación de frescura». «Arganza —argumenta— es una zona de mucho potencial enológico, porque la pobreza de los suelos y la antigüedad de la cepa hacen que regule muy bien la carga y la producción».

De ahí procede el 70% de la uva del Armas de Guerra Roble, para el que el otro 30% del aporte llega de las zonas altas de Valtuille de Arriba y San Clemente. «En Las Chas la uva da un vino de mayor densidad y volumen, un punto cálido y con más posibilidad de extracción. La mezcla es perfecta», defiende el técnico desde su amplia experiencia y contrastado conocimiento de la viña berciana. El proceso técnico posterior no tiene secretos: despalillado sin estrujar, depósitos de hormigón con temperatura controlada, remontados livianos, maceración de 30 a 40 días con fermentación a 22-24 grados, maceración posfermentativa y trasiego limpio a barricas, con 80% de roble francés y 20% americano. Y esos cuatro meses de reposo que le dan tranquilidad, armonía y equilibrio.

VINOS DEL BIERZO SC

www.vinosdelbierzo.com
Avenida de la Constitución, 106. Cacabelos

La serie ‘Armas de Guerra’ abandera la modernidad de Vinos del Bierzo
con seis elaboraciones: un blanco bivarietal (70% de Doña Blanca y 30% de Godello. 270.000 botellas; 2,99 euros en bodega), un godello (93.000; 4,70), un rosado con dos tonos de color (180.000; 2.99), un tinto joven de gran volumen (340.000; 2,99), el roble de referencia y un crianza 2010 (30.000; todavía sin precio) de próxima salida.

Calificación: DO Bierzo. Tipo: Tinto roble. Variedad: Mencía. Envejecimiento: 4 meses . Grado alcohólico: 13,5º. Servicio: 16-17 grados. Tiemopo de consumo: En cuatro o cinco años. Producción de la
añada: 70.000 botellas. Precio en bodega: 4,70 euros.

■ Color rojo cereza picota con intensos matices violáeos.
■  Aroma a frutos rojos y negros maduros, notas minerales y matices florales.
■  En el paso por boca es aterciopelado y muy carnoso, con memoria de la tierra.