Arte en dosis


www.diariodeleon.es
Arte nada corriente para quien no tiene la cuenta corriente de un gran coleccionista. LaGran, una editora nacida durante el montaje de una exposición en el Musac, vende piezas de diseño y series limitadas a precios asequibles. Arte para llevar y llevarse. En la piel, tatuada, o a casa en pequeñas piezas.

SUSANA VERGARA PEDREIRA

En Chicago, en una feria de arte, cayó en la cuenta de que no podría comprar ninguna de las obras de los artistas con los que estaba comiendo en ese momento. De ahí nació la idea. Por una paradoja que hace que los seguidores de arte en realidad no pueden adquirirlo y los que lo compran no siempre lo sigan.

Pedro Gallego de Lerma creó LaGran, una editora de arte para pequeños coleccionistas al que puso un nombre con mucho significado. «El arte suena siempre a algo grandioso, incluso pretencioso, pero detrás de ‘la gran’ no hay nada, no pretende ser nada grande», explica.

Pero es arte en estado puro. Comercializa obras a precios asequibles. Piezas de diseño y pequeñas series de artistas actuales muy reconocidos. Desde 10 euros.

En el catálogo de LaGran hay de todo. Desde tatuajes temporales a relojes, infografías o collares. Y por supuesto obra de pequeño tamaño. Piezas creadas expresamente para que sean accesibles al gran público.

Lo define muy bien uno de los artistas que produce estas pequeñas creaciones para Pedro LaGran. «Quiero que mi obra esté en la piel de la gente y no sólo en las grandes colecciones guardadas en cajas fuerte», dice Enrique Marty, uno de artistas más reconocidos del arte español actual.

Marty tiene obra mural de gran tamaño y mucho prestigio, pero a él le gusta «empapelar murales y pintarrajear a la gente». En LaGran tienen su colección de tatuajes temporales que cuestan 6 euros. Arte en la piel.

Para grabarse en la dermis mucho talento la editora, que va a abrir en León, en la zona de El Corte Inglés, un espacio físico de trabajo y exposición después de estar presente en las tiendas de los principales museos del mundo, incluido el MOT de Tokio o el Reina Sofía, tiene otro catálogo con piezas del Bosco, uno de los pintores más transgresores de la historia de la pintura y una propuesta que el Prado descartó para su tienda por demasiado ‘atrevida’.

Marina Núñez, que ha expuesto en el Reina Sofía e inauguró el Musac de León, ha creado para LaGran una serie de collares en poliuretano que se pueden adquirir por 40 euros. Bene Bergado también ha dado el salto desde las grandes galerías y ha creado el abrebotellas ‘Monita’, una sutil pieza tasada en 60 euros. De Los Profesionales es el ‘Reloj Dormido’ (75 euros), una edición limitada para dar la hora. Del artista y comisario de arte Raúl Hevia es ‘Manual’, cuadernos de notas (30 euros). Y la artista del lenguaje Elisa Terroba aporta su particular visión artística en objetos seriados como ‘Cuentos para dormir’ (50 euros) o ‘Piedras’ (desde los 80 euros). Las acuarelas de Laura Salguero se pueden adquirir desde 140 euros y los collages de Marty o las infografía impresas en papel de algodón de Marina Núñez desde los 580 a los 980 euros.

Arte y talento que se puede descubrir dándose una vuelta por su sala online de exposición: www.lagran.eu. Apto para quienes no tienen los recursos de los grandes coleccionistas.

DZ31P2F1