Celada. Dulce mandamiento


www.diariodeleon.es

S. VERGARA PEDREIRA

Pan horneado cada día, dulces recién hechos. Como dios manda. Lo aprendió Jesús en su años mozos en la Confitería Polo, donde el reloj de Santo Domingo. Se lo enseñó a su hijo David. A él le ha mostrado la fórmula magistral para endulzar la vida a bocados. Bollería, pastas caseras, pasteles, tartas sabor made in Celada, todo hecho en casa, al día.

Si Jesús abrió hace cuarenta años en La Robla, compartiendo obrador y vida con Maribel, David ha exportado la filosofía Celada a León capital. En el salón de te de la calle Santa Ana se puede degustar las delicias pasteleras de la familia para desayunar, merendar o pasar un buen rato, a cualquier hora.

Hasta allí han llegado las afamadas palmeras y los benditos ‘sanmarcos’, la tarta que ha hecho de la joya isabelina la marca pastelera de León. Son, aseguran sus clientes, los mejores del mundo. Y de todas partes vienen a buscarlas. Antes a La Robla, ahora también a León.

«El secreto está en productos de primera calidad y mucha dedicación», asegura Jesús.
Antes de que amanezca, el obrador de La Robla está ya en marcha. Allí se hace todo, siguiendo la receta de la obra bien hecha, un modelo que nunca falla. Jesús y David, David y Jesús, con las manos en la masa, haciendo grande el oficio de pastelero.

celada dentro

Celada, confiterías

En La Robla: Avenida de Fenar, 1 - 987 57 04 05. En León: Calle Santa Ana, 37 - 987 016 405
www.facebook.com/confiteriacelada - @ConfiteriCelada - facebook.com/confiteriacelada