De 2, regreso al origen


www.diariodeleon.es
«Es el regreso al origen, al buen hacer de la viticultura, sin trucos ni artificios. Queremos ser los de siempre y encontrar en la variedad el reconocimiento a nuestro esfuerzo». El ‘De 2’, un vino compartido en su origen y para compartir en su destino, es un mencía sincero y sentido. El Bierzo en su más noble expresión.

RAFAEL BLANCO

Tenemos un día entero para compartir juntos la vida». Ese sentimiento manifestado por sus autores en la etiqueta del De 2 es la expresión de la voluntad de establecer un vínculo emocional con los amantes del vino a través de este mencía que nace del entusiasmo y el cariño. «Un vino elaborado por dos personas es un sueño para compartir, crear ilusiones y descubrir caminos recónditos», se defiende desde la bodega en una profunda y sincera reflexión.
A Ada Prada y Álvaro Vidal, ahora envueltos en «un proyecto común», los avalan la experiencia de varias elaboraciones de vinos diferentes incluso en distintas zonas de producción, el evidente conocimiento del viñedo, un inquebrantable compromiso con la variedad, el gusto por la elaboración tradicional y una manera de entender el vino: «Que sea fácil de beber y agradable para compartir», sintetiza el joven viticultor de Ribeira Sacra que además elabora un godello —Ollo de galo— en Valdeorras.

Amantes de los vinos jóvenes, Ada y Álvaro se imponen como prioridad en la elaboración «no estropear la uva y hacer un vino con el mínimo tratamiento, un joven como el que siempre se hizo y se bebió en el Bierzo y en el que nosotros ponemos toda la pasión».

Pese a la escasa producción, también autoimpuesta como condición —sólo 13.000 botellas del De 2 de 2013—, la producción de las dos hectáreas de viñedo propio en Cacabelos tiene que complementarse con la mejor vendimia de viticultores de Valtuille de Arriba y de Hornija que aportan con su uva no sólo volumen, sino un gran potencial varietal y la extraordinaria singularidad que brota de los suelos franco arcillosos con rico contenido en arenas de cuarzo y pizarra y de viejas cepas de más de cincuenta años que se asientan en terrenos escarpados. Es resultado es un mencía amable y sencillo de elaboración tradicional con base innovadora que pretende «ser sostenible y generar empatía con los consumidores». Un joven fresco, atractivo y aterciopelado en el que la Mencía se manifiesta con tipicidad y armonía y que invita a ser disfrutado «con sensibilidad y serenidad» para ser descubierto «como las cosas importantes de la vida», reflexionan sus autores.

MENCÍAS DE DOS

C/ Cimadevilla, 97. Cacabelos

En el año 2004 nació Mencías de Dos SL, que en la razón social ya contiene una declaración de intenciones. En 2005 apareció el primer vino, ‘De 2’ y un segundo, ‘Ambos’ —ocho meses en barrica, el último de 2007 y con casi segura continuidad—, en los dos casos bajo la acreditación de la DO Bierzo. Es el vino de la casa en La Moncloa de San Lázaro y puede encontrarse en León (lo distribuye Nistal), en puntos del noroeste peninsular, en ‘Lavinia’ (Madrid) y en algún mercado exterior.

Calificación: Denominación de Origen Bierzo. Tipo: Tinto joven 2013. Variedad: Mencía. Grado alcohólico: 13º. Temperatura de servicio: 16 grados. Tiempo de consumo:  En uno dos años. Producción: 10.000 botellas.  Precio en tienda: 6,50 euros.

■ Es de color cereza intenso con borde violáceo vivo. Brillante.
■  Muy afrutado en nariz y con gran potencia aromática. Frutas rojas y negras maduras, confitura de grosella y fondo de violetas.
■  Seco y muy ligero, muy afrutado y con gran carácter varietal.