De viaje a… Valdefresno


www.diariodeleon.es
La Fiesta de la Sobarriba y el Camino de Santiago suponen los dos principales reclamos turísticos de este municipio. La primera porque ha sabido aunar las tradiciones de todos y cada uno de los pueblos cada mes de julio desde hace años y la ruta Jacobea porque supone un goteo constante de peregrinos.

PABLO RIOJA BARROCAL

La huella que el Camino de Santiago deja a su paso por el municipio de Valdefresno crece con el paso de los años consciente quizá de la importancia que presenta una ruta milenaria cargada de historias, personas, vivencias y algún que otro milagro. A la variada oferta gastronómica y hostelera que ya posee, pretende sumarse un nuevo albergue de peregrinos en la localidad de Arcahueja. Una «iniciativa de carácter privado» que vendría a paliar la demanda de camas y alojamiento surgida en este tramo tan cercano a la capital, según confirma el alcalde de Valdefresno, José Pellitero. «La idea que nos han planteado hasta la fecha es la construcción de un edificio moderno, totalmente equipado que incluya asimismo un restaurante», remarca el máximo regidor. Este albergue privado —que cuenta con el apoyo del actual equipo de gobierno—se levantaría pocos metros antes de entrar en Arcahueja. «Desde que cerraron uno de los albergues de León hemos notado un aumento de personas en busca de alojamiento», asegura. Principal fuente de turismo, la ruta Jacobea regala un atractivo paseo por varios de los pueblos que conforman este municipio situado entre los ríos Porma y Torío y a sólo diez kilómetros de la capital leonesa.

Otro de los reclamos —aunque en este caso sea sólo una vez al año— es su famosa fiesta de la Sobarriba a finales del mes de julio. Varios días de encuentro entre vecinos y turistas donde a la lucha leonesa —«hoy en día la mejor que puede verse en toda la provincia en cuanto a organización, luchadores y asistencia de público», subraya Pellitero— se suman la misa de campaña así como otras nuevas alternativas surgidas en los últimos años como la marcha cicloturista o un pequeño mercadillo con toda clase de productos. Música, actividades para los niños, fuegos artificiales, el reparto del bollo preñao y sobre todo la procesión de los patronos de los 20 pueblos que dan vida a Valdefresno completan una celebración digna de ser tenida en cuenta. «Es un referente a seguir, un punto de encuentro y una de las mejores formas de mantener las tradiciones que unen a todos los habitantes del municipio», concluye el alcalde. Camino de Santiago y Fiesta de la Sobarriba, dos razones de peso para conocer de cerca esta zona.