De viaje a… Veguellina de Órbigo


www.diariodeleon.es
Dividida en dos —el barrio de la Estación y el resto del pueblo— la localidad leonesa camina con un mismo espíritu hacia un futuro donde costumbres, fiestas y cultura se antojan como atractivos turísticos

PABLO RIOJA BARROCAL

Veguellina de Órbigo son dos sí, La Estación y el pueblo, o depende de cómo se mire es uno sólo dividido por las férreas vías del tren. Sea como fuere, su espíritu camina unido en la misma dirección hacia un futuro que se vive ya en el presente donde costumbres, fiestas y patrimonio tienen mucho que contar a quienes se animen a abandonar el mundanal ruido, al menos, por un rato.

Y da igual la época del año, porque aquí siempre hay algo que hacer o escuchar. Sin ir más lejos, este mismo fin de semana su banda de música por excelencia, Sones del Órbigo, rinde homenaje a Santa Cecilia con un extenso programa. Los 70 profesionales que integran este conjunto actuarán mañana en el pabellón del Colegio Público Martín Monreal —a las 20.30 horas— en un concierto de lo más variopinto donde habrá cabida para el pasodoble Lagartijilla del maestro Martín Domingo, la Zarzuela el Bateo, música moderna como el Blues Factory de Jacob de Haan así como para una gran selección de obras de Disney como la Sirenita, La Bella y la Bestia, Mary Poppins y Disney Spectacular.

Y como broche de oro, el domingo los actos se trasladarán a la calle, donde la banda de música y el grupo de danzas La Barbacana realizarán un pasacalles por los principales rincones del municipio, para terminar en la Iglesia del Carmen, donde tendrá lugar una Eucaristía en honor a la patrona de los músicos. Al termino de la misa, el grupo de danzas La Barbacana deleitará a los asistentes con una exhibición de danzas regionales.

No es la música, ni mucho menos, el único elemento cultural característico de la localidad. Cada mes de julio organizan su certamen de poesía, el festival de rabel y el de bandas, sin olvidarse de las motos —que se concentran puntualmente cada primer fin de semana— y los torneos de volley o tenis. Pero si por algo es famoso el mes de julio en Veguellina es por su Feria Agroganadera y del Ajo, una oportunidad única de empaparse con los productos que siempre han dado sentido a esta tierra. La virgen del Carmen tiene además mucho que decir, dando nombre a sus fiestas de verano.

Otra alternativa de ocio es acercarse allá por el mes de mayo a vivir sus Fiestas de la Octava del Corpus en la Parroquia de San Juan Evangelista, con procesión del Santísimo, verbena, degustaciones y diversos espectáculos incluidos.les de curiosos cada año.