En moto por la costa de agua dulce


www.diariodeleon.es
A 60 por hora o, como la canción del verano, más ‘despacito’. En moto sobre las aguas del pantano de Riaño. Surcando paisajes anegados y contemplando otros que han ocupado su lugar. Conocen bien por dónde conducen, pues antes pisaron esas mismas rutas con los pies sobre el suelo. Ahora lo hacen sobre este mar de agua dulce que inundó un valle y ahogó siete pueblo. Por la superficie organizan rutas en motos de agua. Una aventura apta para todos.

SUSANA VERGARA PEDREIRA
En el embarcadero del Club Náutico de Riaño están amarradas las motos de esta nueva aventura en el pantano. Rutas en moto de agua por la gran costa dulce de León. Un viaje guiado sobre las aguas del pantano a 60 kilómetros por hora para los amantes de la adrenalina, o un viaje tranquilo si se va con niños.

Es la apuesta de una familia arraigada en el valle con negocios en hostelería y ganadería: son dueños del restaurante Parrilla El Molino en Riaño y de las carnicerías Lorpy en León.
Sobre el agua, tras el guía, solos o de dos en dos en cada moto, se recorre toda la costa del pantano de Riaño y se circula, sobre la superficie del embalse, por las carreteras que comunicaban los pueblos antes de que el valle se llenara de agua y las cimas de las montañas se convirtieran en suelo. Se ven las calles de Anciles, Salio, Huelde, Éscaro, La Puerta, Burón, Pedrosa del Rey, el viejo Riaño y Vegacerneja. Las ruinas de los pueblos anegados. En las orillas, pastando o bañándose en el embalse para refrescarse en las frías aguas del Esla del fuerte estío de año en la montaña leonesa, los bisontes y las búfalas que ha traído el Ayuntamiento de Riaño para crear una reserva de animales como reclamo turístico. En el cielo, las aves que pueblan este paraíso de la naturaleza, puerta de entrada a los imponentes paisajes de Picos de Europa. Sobre la tierra, los robledales y hayedos de este trozo de región euro siberiana en la provincia, en los que habitan osos pardos y urogallos.

No hace falta llevar equipo, sólo ganas de disfrutar. Riaño Moto Jet pone el resto.

Las motos de agua siguen la llamada Ruta de los Pueblos. Durante una hora se conduce sobre el antiguo Riaño y los otros seis pueblos del valle convertidos en ruina bajo las aguas. La aventura puede durar media hora si se prefiere. Entonces, el guía conduce hasta Anciles o hasta la cola del pantano a Éscaro o Pedrosa.

El viaje permite contemplar la belleza natural de los llamados ‘fiordos de León’ y darse un baño en mitad del pantano bien protegidos con chalecos salvavidas.

La iniciativa empresarial se une a la municipal, que desde hace unos años ha puesto en marcha las rutas en barco.

Riaño Moto Jet ampliará este verano su proyecto con hinchables arrastrables que ofrecerá otra manera más de divertirse en verano en Riaño.

El agua que regó durante siglos las tierras fértiles del valle, dio de beber a su ganado y se convirtió en la maldición de sus habitantes es ahora nueva fuente de riqueza. Un inmenso litoral de agua dulce sobre la que se reflejan los acantilados de las cumbres y su mítico pico Yordas y que ahora se puede recorrer en moto en busca de recónditas playas de montaña.

Aventura en moto náutica en el pantano de Riaño, pasando sobre los pueblos que anegó el embalse y contemplando paisajes únicos de este territorio protegido de la provincia de León. Es la aventura guiada de Riaño Moto Jet, que es posible todos los días de 11 de la mañana a 9 de la noche. Cuesta 70 euros una hora y 40 media hora. Se sigue, sobre la superficie del agua, la llamada Ruta de los Pueblo. En breve habrá también hinchables arrastrables. No hace falta llevar equipo, la empresa facilita todo lo necesario para garantizar la seguridad de los participantes. Las motos están en el embarcadero del embalse de Riaño. Teléfono 638 544 779. En Facebook RIAÑOMOTOJET. En el resto de las redes sociales RIANOMOTOJET