Gran Bierzo Origen.
Una ilusión y mucha pasión


www.diariodeleon.es
Era un empeño asumido por todos en Viñas del Bierzo: se trataba de demostrar que una cooperativa puede hacer tan buen vino como cualquiera de los mejores de las bodegas más acreditadas de la comarca. Sólo había que echarle ilusión y dejarse llevar por la pasión. Y mirar atrás para seguir adelante. Volver al origen para marcarse el destino.

RAFAEL BLANCO

Era cuestión de echar la vista al pasado para mirar al futuro. Y hacerlo además con ilusión y con desbordada pasión por el vino y la Mencía. Origen remite en su mención a otro tiempo, al año 1963, cuando esa misma ilusión llevó a centenares de viticultores a crear en Camponaraya la primera cooperativa vinícola del Bierzo. O quizá a mucho antes, a cuando la memoria casi no alcanza y se hacían vinos así en las bodegas de cada casa en cada pueblo. El Gran Bierzo Origen —el tercero de la bodega que lleva la mención de la comarca en el nombre por ser anterior a la creación de la propia denominación de origen, que no lo permite— «nos recuerda inevitablemente a nuestros abuelos y nos relaciona con una tradición vitícola tan nuestra como la propia Mencía», defiende Lorena Crespo, enóloga de Viñas del Bierzo Sociedad Cooperativa y depositaria de esas ilusiones y pasiones incontenibles. Y entronca además «con el empeño de modernización que desarrolla la bodega desde la idea de hacer vinos como los de antes con las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías», reflexiona Crespo García, que considera el Gran Bierzo Origen referencia de calidad de la sociedad cooperativa, eso sí, «sin relegar a otros grandes vinos como el Fundación 1963 (un homenaje a aquellos pioneros) y el Gran Bierzo Reserva, que siguen dándonos grandes satisfacciones», reconoce.
Este nuevo Gran Bierzo Origen 2014, ya en su tercera elaboración pero todavía con una producción muy contenida por su carácter y las altas exigencias de calidad, nace de viñedos muy seleccionados de viejos portes de Mencía de entre ochenta y noventa años que fermenta con raspón y en barrica de roble abierta durante casi cuarenta días. «Es un paso más en la evolución de los mencía, en la relación de la tradición con la innovación y en la unión del pasado y el presente en un vino clásico que hace un guiño a la modernidad desde el soporte de los pilares básicos de la cultura vitivinícola del Bierzo», argumenta la enóloga. El resultado es, a su juicio, «un tinto de marcado carácter leñoso, de gran fortaleza tanto aromática como en boca y de cierta astringencia que produce una hipersalivación que inivita a seguir difrutándolo. Un vino distinto a otros mencías actuales, fresco, joven, muy frutal y muy representativo de nuestra tierra».
Esas características y la convicción de que «el mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que más se disfruta y éste invita a ello» le han valido importantes reconocimientos de la crítica especializada, como los 90 puntos de la Guía Peñín, los 95 de la Guía Sevi y la medalla de oro en la Best Spanish Wines for the USA, que secelebró en julio pasado en Miami.

 

VIÑAS DEL BIERZO SC

www.granbierzo.com
Carretera Madrid-La Coruña, s/n. Camponaraya

«La Mencía es una variedad única por la edad de las cepas, los aromas, el sabor y los muchos matices que aportan a unos tintos cada vez más reconocidos por el mercado». Lorena Crespo defiende el empeño de Viñas del Bierzo por elaborar unas vinos «aro-máticos, afrutados y complejos, con identidad del terruño, mineralidad, gran intensidad y excelente actitud para la crianza», cualidades que se expresan de manera especial en la serie de los ‘Gran Bierzo’ crianza (25.000 botellas; 5,00 euros en bodega) y reserva (20.000; 7,00) y en el también reserva ‘Fundación 1963’ (3.000; 12,00). La gama que cierran los espumosos ‘Ardayel’ blanco (10.000; 3,30) y rosado (1.200; 3,30), la abren los ‘Naraya’ blanco (10.000; 2,00), rosado (8.000; 2.00) y tinto (150.000; 2,00), la amplían los ‘Valmagaz’ blanco (12.000; 2,20), rosado (8.000; 2,20) y tinto (40.000; 2,20) y los ‘Viñabier’ también blanco (3.000; 1,75), rosado (3.000; 1,75), tinto (15.000; 1,75) y crianza (4.000; 2,75). Los ‘Marqués de Cornatel’ represen-
tan la línea intermedia en tres posibilidades: godello (12.000; 3,50), rosado (5.000; 3,50) y tinto con tres meses de permanencia en barrica (10.000; 3,50)

Calificación: DO Bierzo. Tipo: Tinto. Variedad: Mencía. Graduación alcohólica: 12,5º. Servicio: 15 grados. Tiempo de consumo: En dos o tres años. Producción: 2.000 botellas. Precio en bodega: 10,00 euros

■ Color violáceo muy intenso y brillante.
■  Muy expresivo en nariz, con gran viveza y extraordinario potencial aromático y con notas de frutos rojos y negros del bosque (frambuesa y zarzal).
■  Potente, estructurado y con abundan-cia de taninos finos y carnosos y alta expresión del terruño del que procede. Es un tinto fresco, sutil y complejo.