Las Tres Filas.
Un Mencía de noble expresión


www.diariodeleon.es
«Que sorprenda a quienes lo prueben por primera vez y que nunca decepcione a quienes ya lo conocen». ‘Las Tres Filas’, que toma el nombre de la viña de origen, es la más noble expresión del terroir y la variedad, pero sobre todo representa el compromiso con la calidad y el consumidor por parte de quienes ponen en él su alma.

RAFAEL BLANCO

No vamos a sacrificar la marca por no alcanzar la más alta calidad y nunca vamos a decepcionar al consumidor». Juan Merayo, todavía recién incorporado pero muy ilusionado con el proyecto familiar, tiene perfectamente interiorizados los principios que inspiran el desarrollo de la actividad en Merayo SL, donde el patriarca Pedro en la viña y el enólogo Fermín Rodríguez-Uría en la bodega consensúan e imponen criterios técnicos. La veteranía y la juventud, en ambos casos aderezadas con una gran conocimiento de los procesos y una densa experiencia acumulada, se vienen revelando como la perfecta conjunción que más está aportando a los vinos del Bierzo en los últimos años desde un proyecto ilusionante, imaginativo, fresco, largamente fraguado en sus mentes y sólidamente sustentado en una treintena de hectáreas de viejo cepaje —desde sesenta a más de cien años— en los mejores parajes del viñedo berciana.

«La tipicidad varietal y la complejidad que aporta la diversidad del suelo, del que sobre todo nos gusta la carga de mineralidad, es lo mejor de la Mencía», reflexiona Rodríguez-Uría en una bodega en la que siempre se habla en primera personal del plural. Y añade: «Nuestra obsesión es respetar el terroir de los viñedos de la familia y la expresión de la variedad».

El resultado en el caso de Las Tres Filas es un vino muy frutal, con gran carga varietal y el complemento en perfecto equilibrio de seis meses de permanencia en barrica que le aporta estructura sin restar protagonismo y tipicidad a la Mencía. «De nuestros vinos es el que más sorprende al consumidor en un mercado en el que la tendencia apunta ahora hacia este tipo de elaboraciones», afirma Juan Merayo, que respalda el éxito de este y otros mencías, más allá de razonados argumentos, con cifras realmente contundentes en relación con el incremento de producción que ha obligado a derivar hacia la provisión de barricas una buena parte de la inversión anual de la bodega ubicada en la finca Miralmonte, en San Andrés de Montejos. Sobre las casi diez hectáreas que antes adornaban frutales crecen cepas de Godello mientras se diseña un amplio e imaginativo proyecto enoturístico.

BODEGAS Y VIÑEDOS MERAYO SL

www.bodegasmerayo.com
Carretera de La Espina, km 3. San Andrés de Montejos

Bodegas y Viñedos Merayo SL estructura su oferta con un guión sensato en el que no falta ni sobra nada. La abre con la referencia señera de ‘Merayo’ para un godello de cepa vieja de marcado personalidad que salpica las viejas viñas de Mencía de la ladera entre Valtuille de Arriba y Villafranca (unas 10.000 botellas del 2014; 10.00 euros en bodega). El rosado de la misma referencia gana también producción (3.500; 5,00) para atender a una creciente demanda de este tipo de elaboraciones. El que multiplica cifras de producción es el soberbio tinto joven (80.000; 4,00) con el que la bodega extiende su presencia comercial. Y si éste, en un simil con la evolución de la persona, representa la explosión vital de la adolescencia y ‘Las Tres Filas’ la impetuosidad juvenil, el ‘Aquiana’ (2013, 12 meses, 6.000; 10,30) es la madurez y el equilibrio y ‘La Galbana’ (2012, 14 meses), la sabiduría y la serenidad. Y sin duda uno de los mejores mencías que se han hecho en el Bierzo. Rebatir esta afirma-
ción no será fácil. Probarlo tampoco: sólo van a salir al mercado 830 botellas (27,00).

Calificación: DO Bierzo. Tipo: Tinto 2013. Variedad: Mencía. Envejecimiento: 6 meses. Grado alcohólico: 14º Servicio: 16 grados. Consumo: Dos o tres años. Producción: 10.000 botellas. Precio en bodega: 6,90 euros

■  Rojo cereza con ribetes violáceos, limpio.
■  Intenso, fresco y elegante. Sensaciones de frutos rojos, fresa y frambuesa, así como notas florales de violetas. En un segundo plano vainilla, tabaco y minerales.
■  Frutal, elegante y abroso. Tanino redon-do, suave y sedoso. La frescura y las notas varietales dominan en buena convivencia con la madera. Acidez equilibrada y armonía.