Liébana, clásico
con nuevo aire


www.diariodeleon.es
La gerencia de esta panadería de Ponferrada ha abierto una nueva cafetería con despacho de pan frente al Castillo de los Templarios. A los panes y productos de siempre, elaborados en el obrador familiar de la plaza del Ayuntamiento, se unen ahora frapés, smoothies y helados servidos en un local amplio y diáfano dotado de un espacio pensado para los niños

MARÍA J. ALONSO

Es un clásico en Ponferrada y ha decidido renovarse sin perder, eso sí, la identidad que marca la diferencia. La gerencia de la panadería Liébana, hasta ahora ubicada únicamente en la plaza del Ayuntamiento de la capital berciana, acaba de abrir un nuevo establecimiento. Es, al igual que el original, una panadería-cafetería situada también en un lugar emblemático: frente al Castillo de los Templarios. El producto base sigue siendo el mismo, elaborado de manera antesanal en el obrador ubicado junto a la casa consistorial, pero tanto el continente como parte de contenido han cambiado y se han ampliado. Siempre para mejor.

Ahora, junto al pan artesano de toda la vida, las mejores empanadas de la ciudad y las pastas de almendra o el roscón casero; Liébana ofrece también frapés y smoothies, además de helados de hasta 18 variedades, café orgánico e infusiones naturales. Una innovación que se deja notar, asimismo, en la maquinaria que incorpora esta nueva cafetería, como la máquina para cremar café que mantiene la leche a una determinada temperatura para conseguir una crema de textura perfecta y en su justa medida. También la máquina de café orgánico, natural y totalmente ecológico. En lo que a la preparación del café se refiere, también hay que destacar la influencia de la empresa arteCaffe.

Una vez aplicado el nuevo concepto de establecimiento, el objetivo de Liébana es seguir ampliando productos y poder servir también a clientes celíacos o con intolerancias alimentarias. Así, además de apostar por todo lo ecológico, se introducirán cambios en la elaboración tanto de los panes, como de los dulces y los demás productos para poder atender la demanda de este tipo de clientes. De hecho, Liébana trabaja ya con leche de soja y sin lactosa.

La nueva apuesta de esta firma incorpora igualmente un nuevo concepto de local pensando para el disfrute. Cuenta con un espacio reservado para los niños, con una pizarra y juegos. Así, los padres podrán degustar tranquilamente alguno de los productos, sabiendo que sus hijos están entretenidos en un espacio seguro en un establecimiento amplio y diáfano aderezado con música agradable.

DZ3P12F2-13-24-03-0