Palacio de Canedo Godello, robusto, fino y elegante


www.diariodeleon.es
«Vigoroso y rotundo pero al mismo tiempo fino y elegante. Un godello muy varietal que no deja indiferente a quien lo prueba». El Palacio de Canedo blanco que se alinea en el nuevo perfil estético de la gama de la bodega es un vino contundente, una convicción y una apuesta de futuro de la casa.

RAFAEL BLANCO

«Un vino que sea francamente varietal y que quien lo pruebe quede encantado». Ese es el objetivo que marca la línea a seguir en la elaboración del Palacio de Canedo Godello. La vinífera, un «magnífico complemente y una gran alternativa a la Mencía», es, más allá de una puesta valiente, una convicción en Prada a Tope. Recuerda su enólogo, José Manuel Ferreira, que «la bodega apostó por esta variedad hace muchos años, como lo demuestra el hecho de que tengamos diez hectáreas plantadas sobre las que, como en todas nuestras viñas, practicamos una agricultura ecológica». Admite Ferreira que el protagonismo asumido por otros vinos de la casa quizá haya relegado injustamente a un segundo plano a este blanco sobre el que el responsable técnico de la bodega del Palacio de Canedo pone ahora los focos en un ejercicio de honestidad y justicia. «El Godello es una variedad muy interesante que da unos vinos estructurados y carnosos, pero a la vez también muy frescos. Muy interesantes por la buena conjunción entre robustez, alta expresión, elegancia y finura», defiende el técnico, que advierte del error de asociar fortaleza y rusticidad en una variedad que «está perfectamente adaptada y que se tiene en buena estima en el Bierzo». Del Godello destaca Ferreira que «es muy polivalente y da muchas posibilidades al vinificador». Se felicita por el aumento de las plantaciones, pero advierte de que «hemos llegado a un punto en el que es necesario abrir la mente y llevar la elaboración por caminos distintos y de ser muy exigentes con la cepa. En nuestro caso concreto a cada parcela le extraemos su punto fuerte —intensidad aromática, corpulencia, mineralidad, acidez...— y la vinificamos por separado para ensamblar después a partir de muchas posibilidades».
Pero la exploración de horizontes también avanza en la bodega con elaboraciones experimentales desde hace tres años a partir de la idea de fermentación en barrica con tres exigencias: «Que el protagonista del vino sea el Godello, que la complejidad no esconda nunca el marcado carácter del varietal y que tenga personalidad propia y sea inconfundible y siempre muy, muy representativo del Bierzo».

PRADA A TOPE SA

www.pradaatope.es
C/ La Iglesia s/n. Canedo

Sencillez y elegancia marcan la renovada imagen de los vinos de Prada a Tope, que ahora estructura su oferta en torno a los Palacio de Canedo blanco y los mencía rosado (7.000 botellas; 7,00 euros en bodega), maceración (25.000; 7,50), roble (20.000; 9,00), crianza 2008 (11.000; 12.00) y reserva 2007 (10.000; 15,00). Y como ya hizo para la conmemoración del 1.100 aniversario del Reino de León, aprovecha la memoria de una reunión histórica a la que Alfonso IX convocó a la nobleza, el clero y el pueblo para brindar con el ‘Curia Plena’, un 2010 que permaneció 14 meses en barrica y que sale al mercado en una edición numerada de 2.500 botellas por 24,00 euros. ‘El Picantal’, ahora también con nueva presentación (3.000; 28,00), mantiene la consideración de vino de autor. El 2010 permeneció 18 meses en barrica. Los espumosos ‘Xamprada’ (35.000 botellas en cinco especificidades; 8,00 euros para los demás y 18,00 para el reserva) completan la oferta, en la que gana protagonismo la limonada (13.000 botellas; 6,50 euros) por el reclamo exterior.

Calificación: DO Bierzo. Tipo: Blanco. Variedad: Godello. Grado alcohólico: 14º. Servicio: 8-10 grados. Consumo: En dos años. Producción anual: 22.000 botellas. Precio en bodega: 8,75 euros.

■ Color amarillo brillante con reflejos verdosos, muy luminoso.
■  Complejo e intenso aroma en la expresión varietal. Amplio.
■  Limpio, fresco y contundente gracias a su acidez sostenida. De paso muy abierto. Retronasal persistente y amplia. Un godello con mucho carácter.