Palacio de Canedo
Maceración 2014.
Un vino de amigos


www.diariodeleon.es
Es tradicionalmente el primero en acabar el examen, el alumno aventajado de la clase. Generoso y sincero,  da todo lo que tiene. Es un amigo, un vino de amigos: fresco, divertido y un punto seductor. Veinticinco años lleva Prada a Tope con esta cantinela. Y no va a parar.

RAFAEL BLANCO
Hizo la primera elaboración en 1990. Tres años después lo adornó con un Zarcillo de Plata y al cabo de veinticinco sigue siendo un joven impetuoso, desbordante y atrevido. José Luis Prada Méndez —Prada a Tope, vamos—, embajador del Bierzo por tantos y tantos motivos, es el mentor y su gran valedor. Y como tal lo defenderá argumentadamente mañana en la Fiesta del Vino Nuevo.

«Pese a que pueda parecer lo contrario, no es una elaboración fácil: se trata de convertir la fruta en vino... en un vino que potencie al máximo el carácter varietal de la Mencía», explica José Manuel Ferreira, el joven y experimentado enólogo que sigue elevando el listón cualitativo de todos los vinos de la casa de Canedo y que, por supuesto, firma este Maceración 2014 que transitó de la viña a la botella en 53 días: el 12 de septiembre entró la uva en la bodega el 5 de noviembre fue embotellado.

Caprichoso y agradecido, no tiene secretos más allá del encubado de la uva sin despalillar y sin desgranar, es decir, el racimo con escobo. Hay un proceso de fermentación intracelular en la propia fruta, que es donde se produce realmente el vino, mientras el mosto que se acumula en el lago del depósito fermenta y genera el carbónico que desplaza el oxígeno y luego hace más vivo en boca el resultado final. Un ligero prensado permite extraer lo más noble de la uva y, ya en ausencia de pieles y raspones, se producen las fermentaciones alcohólica y maloláctica que preceden al corto periodo de reposo y al embotellado. El resultado es un vino de baja graduación alcohólica (12,5 en esta ocasión), fresco y un punto chispeante por el carbónico residual que lo hace todavía más agradable en boca.

«En realidad es el vino que nos sirve de leal mensajero de la cosecha. Nos dice qué va a venir después y cómo van a ser los demás vinos de la añada. Es el tinto que mejor transmite todas las bondades de la Mencía y en el que no buscamos músculo ni estructura, sino finura y elegancia. Un vino divertido, de explosión frutal en nariz, seductor también en boca y, si se quiere, de carácter un tanto femenino por la falta de tanicidad», define Ferreira San Miguel.

De él destaca también el enólogo que es «sincero y generoso, porque no miente y te da todo lo que tiene, y es un vino de amigos, porque te permite charlar y disfrutar de él sin necesidad de concentrar tu atención en lo que estás bebiendo. Y además es muy apetecible porque siempre te pide otro trago».

De gran franqueza y fuerte expresión varietal, el Palacio de Canedo Maceración no sólo ha conseguido una buena implantación en el mercado nacional entre los amantes de los vinos fáciles de beber. Estados Unidos, sobre todo, y en menor medida Suiza disfrutan también de este tinto con el que la bodega brindará mañana por una soberbia cosecha 2014 y por esos ya veinticinco años macerando.

Calificación: Denominación de Origen Bierzo. Tipo: Tinto de maceración carbónica. Variedad: Mencía de producción ecológica. Graduación alcohólica: 12,5º. Temperatura de servicio: 12-14 grados. Tiempo de consumo:
Mejor en el año. Producción 2014: 25.000 botellas. Precio en bodega: 7,50 euros.

■ Color rojo violáceo con ribetes azulados.
■ Franco en nariz, con alta intensidad y persistencia aromática. Notas de frutas rojas maduras con toques de mora, canela y gominolas.
■ En boca, paso suave y aterciopelado. Desarrolla abundantes sabores de fruta, con final goloso y largo, volviendo los recuerdos afrutados.