Sabores de Oriente Medio


www.diariodeleon.es
Tres enormes ruedas de carne de pollo y de cerdo conformar lo más espectacular de la decoración de uno de los mejores döner kebab de León. En el Döner Kebap Newroz se hacen las cosas a la manera de Oriente Medio, de la región montañosa del Kurdistán al suroeste de Asia, entre Siria, Irak, Turquía e Irán. Apuntes de gastronomía kurda en Espacio León

MARCELINO CUEVAS

Pero centrémonos en el kebab. Consiste en bloques de varios tipos de carne, que delicadamente loncheados se come con o sin vegetales. Se hacen principalmente de carne de ternera, oveja, cerdo o pollo, según las normas religiosas que practique cada uno, aunque en el caso que nos ocupa solamente los ofrezcan de pollo y cerdo. Los vegetales empleados habitualmente para acompañar estas carnes son berenjenas, tomate, guindillas, zanahoria y últimamente también champiñones.

Entre las especialidades que se ofrecen en el Döner Kebap Newroz, se encuentra el Durum kebab, pan enrollado con carne de pollo, ensalada y salsa. Este es el básico, pero también ofrecen el de queso, el doble, el doble con queso, el vegetal y el Falafel con croquetas de garbanzos, sin olvidar nunca la ensalada y la salsa.

Otro de sus apartados es el de los bocadillos, todos ellos, al igual que los durum, se hacen con pan de pita, tradicional en la comida kurda. Hay bocadillos de carne, ensalada, carne y salsa, con variantes de queso de oveja y como en caso anterior el Falafel de croquetas de garbanzos.

Vienen después en su carta los platos que de alguna manera repiten los ingredientes de los capítulos anteriores con algunas variantes. En este caso hay uno con arroz, además de carne, ensalada y salsa. Otro de patatas, en los mismos términos. Uno más que junta el arroz y las patatas fritas, el de queso y el inevitable Falafel, en este caso con croquetas de garbanzos, arroz o patatas, ensalada y salsa.

En el Döner Kebap Newroz solamente ofrecen dos variedades de ensaladas: la kurda con lechuga, tomate, cebolla, pepino, queso y salsa, y la de la casa que lleva, lechuga, tomate, cebolla, pepino, pimiento verde, lombarda, queso y salsa.

El postre característico de la gastronomía kurda es el Siraniya, compuesto de yogur y limón, con sirope de fresa, caramelo líquido y pistacho.

En cuanto a los precios podemos asegurarles que con muy económicos ya que el Menú del kebap cuesta solamente 6,40 euros, y el durum, 6,90.

Un lugar agradable con una atención exquisita y una comida, que pese a haberse hecho muy popular en todo el mundo no está exenta de originalidad.