Surf en la playa de León


www.diariodeleon.es

SUSANA VERGARA PEDREIRA

Está en la mítica Escalera 10 de la Playa de San Lorenzo, el lugar donde creció el surf en Gijón hace ya más de medio siglo. A Pepe More lo llevó allí su hermano mayor, un chiflado de las olas. Era un día de verano de los 70. Y allí sigue. Lo conoce todo el mundo y medio León. Es un surfer, un pionero. Y el ‘profesor particular’ de surf de los leoneses. En verano y en invierno.

San Lorenzo es la ‘playa de León’. Después de la calle Ancha, el paseo marítimo de Gijón y su arena es el lugar donde más leoneses se puede encontrar. En invierno y en verano. Allí ha enseñado More desde hace años a decenas de leoneses a buscar las olas, a esperarlas, a deslizarse sobre ellas. En su tienda de la playa, donde tienen un almacén para el material y vestuarios para intentar quitarse el salitre del Cantábrico, tiene una de las mejores colecciones de tablas que se conocen, tablas históricas que han hecho historia. Entre ellas, algunas de las ‘pioneras’ de Asturias. Ese punto de la playa está bautizado popularmente en honor a More, es el ‘Pepe chek-point’. Tiene mérito este lobo de orilla del mar. Y paciencia. Ha logrado que Carlos aprenda a nadar, surfear y andar. Tienen 9 años y parálisis cerebral. Desde que va a al playa con Pepe More es capaz de caminar 200 metros. Antes apenas daba un paso. Se entiende por qué una parte de la playa lleva su nombre.

Desde la arena, observa la llegada de las olas hasta la playa. Como si fuera los ojos de San Lorenzo. Y quizá lo sea. Así se llama su blog.

Aprender a surfear con él es cuestión de tiempo. Salvo que haya galerna, cualquier día es bueno para él. De septiembre a marzo, sobre las olas que levanta ‘el Gallego’, el viento del Oeste, o el ‘Terral’, el que alza la mar desde tierra adentro, agitada por el viento del Sur. «Una gozada», dice. Y de primavera al fin del verano, con los chavales en la playa, disfrutando de la suavidad de un Cantábrico más domesticado.

Ahora está embarcado en una gran aventura. Ofrece a los colegios e institutos leoneses un acuerdo para enseñar surf en una semana. Dormir en el cámping Costa Surf, a pie mismo de playa, ir paseando por la orilla y llegar a las clases. Andando, sin necesidad de nada más. Él lo pone todo, tabla, traje, seguros, técnica y hasta biólogo para aprender de la vida marina. En San Lorenzo, al lado de casa, enseña a los chavales, chicos y chicas, a esperar pacientes la ‘gran ola’ de su vida. Y eso contiene toda una lección.

dz28p2f1

Pepe More Surf, 684 62 47 87, tecno-surf10@gmail.com y blog Los Ojos de San Lorenzo. Una semana de cursillo y cámping todo incluido, material también, 180 euros. Una hora de clase particular, 30 euros. En grupo, 20 euros.